Breve entrevista con el director Adrián García Bogliano

???????????????????????????????
El director Adrián García Bogliano con los directores de Sajkil

El último día del Festival Mórbido Mérida 2013, poco antes de su vuelo hacia la Cd. de México, el director argentino Adrián García Bogliano respondió algunas preguntas sobre su trabajo de dirección: inspiraciones, retos, metas. Además, habló sobre la película Ahí va el diablo, la cual se presentó el sábado 12 en el Festival.

¿Cuál fue su primer contacto con el cine?

Mis padres estudiaron cine, yo creo que a través de eso mi hermano y yo tomamos la pasión por él. Una vez me llevaron a ver La mujer pantera (o Cat people), una película de terror de 1942 —claro que la vi en los ochentas, porque no soy tan viejo—, y esa película especialmente fue una inspiración para mí.

¿Cuáles son las habilidades necesarias para hacer cine?

La práctica. El talento es importante, pero la práctica lo es en mucha mayor medida. Uno de cada mil buenos directores es un genio nato, pero 999 se han hecho buenos por la práctica. Lo importante es entender el oficio, saber cómo contar una historia.

¿Entonces cree que cualquier persona puede ser un buen director de cine?

Sí. Como en cualquier oficio, habrá quienes lo hagan mejor que otros, pero cualquier puede ser muy bueno, con la práctica. Se necesita, claro, cierta sensibilidad para contar las historias y para ver las cosas a tu alrededor.

¿Qué películas y directores han inspirado su trabajo?

Dos películas en particular: La primera es Dust devil, del director sudafricano Richard Stanley, quien estuvo en el Festival Mórbido de Pátzcuaro el año pasado. Por esa película yo decidí hacer cine de terror; tiene elementos que nunca había visto. Podría decirse que es una poesía visual de terror. La segunda película es El día de la bestia, de Álex de la Iglesia. Me sirvió de inspiración, sobre todo porque yo estuve en el rodaje; me cambió la vida esa experiencia.

Los directores a quienes admiro por toda su obra son tres: Bryan de Palma, que ha hecho tanto suspenso y thriller como comedia; Dario Argento, un director italiano que hizo su obra entre el 70 y el 89, y al cual yo vuelvo a ver una y otra vez; y el director mexicano Carlos Enrique Taboada, que ha hecho cuatro películas de terror que son una obra maestra. Taboada es de los directores que han tenido una mejor trayectoria dentro del terror. Especialmente, su película Veneno para las hadas es una de mis preferidas de todos los tiempos.

¿Cuál es el aspecto más difícil del trabajo de director?

En el cine independiente, que es lo que yo hago, lo más difícil es manejar al grupo humano, y hacer que la experiencia sea buena, que la gente lo disfrute. Si hay peleas o un mal clima no tiene sentido, uno tiene que disfrutar lo que hace.

¿Qué retos vislumbra en la dirección cinematográfica?

Seguir en el género, porque quiero perfeccionarme y ser mejor director, probar nuevas cosas. El género de terror es muy amplio, como pudimos ver en el corto que hicieron los muchachos —Sajkil—, con todos los subgéneros que incluyeron, y hay aún muchos más. Quiero experimentar con muchas cosas, probar nuevas perspectivas y enfoques.

¿Qué podemos esperar de Adrián García Bogliano en diez años?

Por lo menos diez películas más de terror. Quiero ser un mejor profesional, tener más habilidades para asustar a las audiencias.

¿Cuál es la mayor virtud de Ahí va el diablo?

Mostrar un Tijuana diferente del que vemos en el cine normalmente. Cuando llegamos la gente estaba un poco reticente a la filmación, porque creían que íbamos a hacer otra película sobre el narco o la violencia de la ciudad. Pero el objetivo era hacerle ver a las personas que hay otras historias y otras cosas para contar.

¿Por qué Ahí va el diablo no ha tenido distribución en México?

Bueno, la verdad es que es una respuesta muy fea. No quise mencionarla ayer [durante la presentación de su película], pero lo que me dijeron varias distribuidoras es que a nadie le interesa ver películas de provincia. Es un horror esto, es una aberración, no solo porque hay tanta gente en provincia que vería la película, sino porque el DF es una ciudad conformada por gente de otros estados.

Cuando los directores de cine del DF van a filmar a un lugar de provincia, normalmente se llevan a toda su gente y hacen una película de “temas de provincia”. Yo quise grabar en Tijuana porque me parece que ahí hay muy buenos actores y que podría conformar un excelente equipo de trabajo, quería contar una historia en ese lugar, y la industria defeña no puede concebir esto.

Si yo fuese una directora en ciernes, ¿qué me recomendaría?

Yo fui profesor de dirección de cine en la Universidad de la Plata, y el problema que teníamos todos los años es que cuando preguntábamos cuántos habían visto… no sé… El padrino, por ejemplo, solo tres alzaban la mano. Y yo creo que no se puede dirigir si no se ve cine. Algunas personas me odiarían por esto que voy a decir, pero el aprendizaje académico es menos importante que la formación a través de ver películas. Aunque vayas a una escuela de cine, no serás buen director si no ves mucho, pero mucho cine. Yo digo que, por lo menos, tienes que ver una película al día: cualquiera, da igual.

Otra cosa que yo hago para mejorar, y que te recomendaría, es escuchar audiocomentarios de películas, hechos por sus mismos directores. Con eso te puedes dar cuenta de los problemas que tuvieron y cómo los resolvieron, y sirve para perfeccionar la dirección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s