¿LOS HA VISTO USTED?

1999 The Blair Witch Project

No es lo mismo en película, ¿o sí? Digo, sabes que es real, pero es como que al ver a través del lente te da una especie de protección de lo que está del otro lado.

El Proyecto de la Bruja de Blair es, por más aventurada y arriesgada que suene la idea, la más original película independiente. O por lo menos, para no sonar tan descabellados, la mejor película independiente de terror. Es el debut de Daniel Myrick & Eduardo Sánchez.

Heather, Joshua y Michael van al famoso bosque de Blair para hacer un documental sobre la leyenda de la Bruja de Blair, acusada de raptar gente y asesinarla en el bosque. Una vez en la naturaleza salvaje, su tienda de campaña comienza a ser atacada, escuchan gritos por la noche, dejan mensajes extraños a su alrededor con las ramas de los árboles, y no pueden encontrar el camino a casa por ningún medio.

Irónicamente, nunca podemos ver a la dichosa bruja, a pesar de que sea la causa de nuestras pesadillas al terminar de ver la película. Pero no tenemos porqué verla, es ahí donde reside la inteligencia de la película: que lo vemos todo como nunca lo habíamos visto, pero no vemos nada en realidad.

Porque, por si es nueva la película para usted, El Proyecto de la Bruja de Blair es el más álgido punto en el subgénero de falso documental: una cámara usada por uno de los personajes es lo que vemos en pantalla.

Sin duda no es la inventora del también llamado found footage (Holocausto Caníbal, de Ruggero Deodato, 1980); pero sí es la que inició la contemporánea y más prolífica etapa del subgénero: Rec (Jaume Balagueró, 2007), Cloverfield (Matt Reeves, 2008) o Apollo 18 (Gonzalo López-Gallego, 2011) son otros famosos ejemplos, verdaderos hijos de la Bruja de Blair.

El formato ha sido muy criticado por considerarlo injustificado, o con simple deseos de apantallar, marear o aturdir al espectador, generalmente para alejarle la idea de que en realidad, la historia es muy mala. Pero en El Proyecto de la Bruja de Blair no sucede eso: nos sentimos tan perdidos, desesperados y asustados como los propios protagonistas.

El éxito de la película es, fuera de su incuestionable excelente puesta en escena y lenguaje cinematográfico, la campaña detrás para venderla, propuesta creativa que tal vez desde Alfred Hitchcock no se veía en el cine norteamericano: una página web, un documental para la televisión de una hora de duración vendiendo la idea de que el material es cierto y real, carteles con las fotos de los protagonistas preguntando ¿Los ha visto usted?, todas esas ideas que pueden ya empezar a sonar trilladas, fueron en 1999 muy revolucionarias y bastante exitosas, haciendo a la cinta la película independiente más rentable de la historia.

El epíteto de la película sale de la boca de Heather, y es precisamente la idea de los dos directores: “Quiero evitar ser cursi. Quiero evitar cualquier cursilería”. ¿Cuánta menos cursilería podemos quitarle al horror cuando lo vemos desde los propios protagonistas de ese horror?

THE BLAIR WITCH PROJECT (El proyecto de la Bruja de Blair)

E.U.A., 1998

Director: Daniel Myrick & Eduardo Sánchez

Productores: Robin Cowie, Gregg Hale

Guionistas: Daniel Myrick & Eduardo Sánchez

Fotografía: Neal Fredericks

Música: Tony Cora

Intérpretes: Heather Donahue, Joshua Leonard, Michael Williams

@sergio_jaa

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s