PERDIDO

up-in-the-air

Por la noche la mayoría de las personas serán bienvenidas por perros saltarines y niños chillones. Sus parejas les preguntarán por su día, y por la noche, dormirán. Las estrellas rodarán lejos durante el día escondiéndose; y una de esas luces, ligeramente más brillante que el resto, será el ala de mi avión pasando.

Up in the Air, o con el fatídico nombre Amor sin escalas, es el largometraje de 2009 de Jason Reitman, director de la famosa Juno y la más creativa Gracias por fumar.

En Up in the Air, Ryan Bingham es un hombre que se dedica a viajar por Estados Unidos para despedir gente. Es decir, trabaja para una compañía que es contratada por otras compañías para despedir a su propio personal. Combina esta actividad, que trata con toda la comprensión y cuidados posibles, con discursos motivacionales. Sus viajes y trabajo le impiden tener raíces sólidas, tanto en bienes raíces como con su familia o sus relaciones amorosas.

Le asignan a una novata, Natalie Keener, para ser instruida en los gajes y tips del oficio. Conoce a Alex Goran, otra mujer empresaria que también frecuenta aeropuertos y cuartos de hotel, y sostienen una relación light entre los destinos en los que coinciden. Al acercarse la boda de su hermana, regresa a casa y se da cuenta de la separación física y espiritual que tiene con su familia, separación que costará mucho reparar.

Up in the Air tuvo un paso por la cartelera sin pena ni gloria, lo que le valdrá permanecer infravalorada muchos años, cuando es, posiblemente, mucho más madura en personajes, historia y técnica que el excelente debut en largometraje que fue Gracias por fumar para el director Reitman.

George Clooney tiene un excelente papel como el hombre de negocios y viajero frecuente prototipo. Su infaltable traje, carisma y seriedad le aportan esa dosis de monotonía inconfundible.

Edición interesante y creativa en la mayor parte, pero tampoco toma una papel protagónico porque no es lo que le interesa. Lo que importa es la montaña rusa de emociones que el filme nos sumerge: comienza como una comedia de humor negro empresarial, pasa a una comedia romántica con espacios comunes y clichés, que parecería terminar decepcionando, hasta un final inesperado pero no por ello poco realista.

Ryan, tras salvar la boda de su hermana pero irónicamente incapacitado para conectarse con su familia, tras un final agridulce en su trabajo, y su relación amorosa que podía convertirse en algo serio y duradero termina estrepitosamente; aparece en un aeropuerto, perdido, ante una pizarra con destino y horarios de vuelos buscando su siguiente destino. Insignificante, es alguien que está perdido. Por lo menos, se sabe perdido.

UP IN THE AIR (Amor sin escalas)

E.U.A., 2009

Director: Jason Reitman

Productores: Jeffrey Clifford, Daniel Dubiecki, Ivan Reitman, Jason Reitman

Guionistas: Jason Reitman & Sheldon Rutner, basado en la novela homónima de Walter Kirn

Fotografía: Eric Steelberg

Música: Rolfe Kent

Intérpretes: George Clooney, Vera Farminga, Anna Kendrick, Jason Bateman

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

@sergio_jaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s