OPEN YOUR EYES

vanilla_sky

Puedes hacer lo que quieras con tu vida, pero un día conocerás lo que es el verdadero amor. Es lo amargo y lo dulce. Y conozco lo amargo, lo que me deja apreciar lo dulce.

Vanilla Sky es el título de la película del año 2001 de Cameron Crowe, director con altibajos que también es reconocido por la famosa Almost famous. Es también un remake: la cinta española Abre los ojos, dirigida por Alejandro Amenábar (creador de Tesis), es la cuasi copia en la que se basa esta película.

En Vanilla Sky, David Aames es un joven, rico y vigoro director de una agencia editorial. Su vida transcurre entre sobrevivir a sus compañeros de la dirección general de la agencia, un grupo de ancianos ávidos de poder apodados “Los Siete Enanitos”; pasar tiempo son su mejor amigo quien escribe una novela, Brian; y pasar las noches con su amiga con derechos, Julia Gianni.

En su fiesta de cumpleaños conoce a Sofía, una hermosa chica española de la que se enamora perdidamente. Enferma de celos, Julia le tiende una trampa, y se suicida aventándose con su coche desde un puente junto con David, quien sufre graves accidentes en la cara, y termina deformada. En su camino de recuperación, pierde la frontera entre la realidad y la fantasía, y es acusado de homicidio.

Vanilla Sky es de los muy pocos, verdaderamente muy pocos, remakes norteamericanos de cintas extranjeras que tienen el derecho de llamarse casi, o igual, de buenos que la película en la que basan. Si bien el filme de Amenábar tiene lo suyo, y la cinta de Crowe es bastante fiel a la original, Vanilla Sky tiene un toque y una atmósfera especial que la hace única.

Las actuaciones de Cruise, Cruz y Diaz no son espectaculares, pero nunca dejan con un mal sabor de boca. En cualquier caso, Kurt Russell, con su personaje secundario, da un buen equilibrio a la película.

Tal vez la diferencia fundamental de Vanilla Sky y su análoga española sea el papel primordial y la selección final del excelente soundtrack. Sumamente variado y rico, recuerda gratamente a la banda sonora de Trainspotting por su diversidad e inteligente uso en el desarrollo dramático de la película. Como en un sueño, las canciones van y vienen, entran y salen casi de manera imperceptible en algunas ocasiones, y en otras subordinando la historia al ritmo.

Como en un sueño, Vanilla Sky parece no respetar orden alguno. Por momentos David tiene el rostro deforme, por momentos no. Julia y Sofía se confunden, y no sabemos si es David el equivocado o todo el resto del mundo. Entre líneas podemos leer gestos que nos invitan a no confiar ciegamente en todos los personajes. Hay una ambiente de duda permanente. Es en esa duda donde reside el momento de decisión. Y cuando se toma una decisión, es porque existe la esperanza.

El final, sumamente emotivo, es una fuerte decisión: podemos salir a vivir en ese mundo de allí afuera, o seguir soñando. Así es como se nos invita al inicio y al terminar, abrir los ojos.

VANILLA SKY

E.U.A., 2001

Director: Cameron Crowe

Productores: Cameron Crowe, Tom Cruise, Paula Wagner

Guionistas: Cameron Crowe, basado en el guión de “Abre los ojos”, de Alejando Amenábar y Mateo Gil

Fotografía: John Toll

Música: Nancy Wilson

Intérpretes: Tom Cruise, Penélope Cruz, Cameron Diaz, Kurt Russell, Jason Lee

@sergio_jaa

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s