ELIGE LA VIDA

Trainspotting-Poster-3

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige una televisión gigante. Elige lavarropas, autos, CDs y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, colesterol bajo y seguro dental. Elige hipotecas a plazo fijo. Elige empezar un hogar. Elige a tus amigos. Elige ropa informal. Elige un traje de 3 piezas pagado en cuotas y preguntarte quién carajos eres un domingo por la mañana. Elige sentarte en el sofá mirando programas estúpidos de concursos mientras comes comida chatarra. Elige al final pudrirte en una casa, lamentándote por los bastardos que criaste para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida. ¿Pero por qué querría hacer algo como eso? Elijo no elegir la vida. Elijo otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

El discurso con el que abre Trainspotting, la película más famosa y aclamada del británico Danny Boyle (director de títulos tan variados como 28 days later o Slumdog Millionaire), es uno de los más famosos de la historia del cine reciente; y la cinta es muy posiblemente la película británica más famosa y aclamada de los últimos 20 años.

La historia es simple: un grupo de “amigos” pasan los días drogándose con heroína en un departamento. Nuestro protagonista, Mark Renton, en vano y sin mucha seriedad ha intentado dejar el hábito. Una noche conoce a una jovencita que le ayudará a dejar su condición de drogadicto y elegir la vida.

Trainspotting es una retrato de un drogadicto, pero también de las relaciones que sostiene con su familia, con sus amigos, en el amor, con el resto de la sociedad. Mark es una especie de inadaptado, pero eso no quiere decir que los demás no lo sean: su madre es también, como él nos cuenta, en su socialmente aceptada manera, una drogadicta; sus amigos no tienen ningún descaro en confesarle que de poder hacerlo, lo traicionarían por su parte del dinero que entre todos han ganado.

La necesidad de encajar, y la indiferencia en tener que hacerlo, convierten a Mark en un ser contradictorio. Es Diane, una especie de amiga/novia/consejera la que le pone en esa encrucijada y a la vez le orienta en el camino. Su grupo de compañeros de adicción son modelos bastante obvios de lo que no quiere convertirse: no son más que reflejos de sueños aplastados y carreras frustradas por el amor o la estupidez.

Hacia el final de la película cooperan entre todos para hacerla, por una sola venta, de narcomenudistas. Su efímero festejo se ve arruinado por las personalidades enfermizas y traidoras de todos contra todos. Es cierto, ellos son los drogadictos, ¿pero sólo los drogadictos se comportan así?

Además de su muy inteligente guión, Trainspotting se apoya en el excelente trabajo de su reparto compuesto de actrices y actores debutantes y consolidados. Pero sobre ellos, un excelente soundtrack que combina piezas de ópera, música electrónica techno, chill out y baladas deprimentes; tan variado y rico como lo es el lenguaje de la película, los personajes que la habitan, y ultimadamente, todos nosotros que elegimos la vida en el “mundo real”.

TRAINSPOTTING

E.U.A., 1986

Director: Danny Boyle

Productores: Andrew Macdonald, Christopher Figg

Guionistas: Irvine Welsh, John Hodge, basado en la novela de Irvine Welsh

Fotografía: Brian Tufano

Música: Damon Albarn

Intérpretes: Ewan McGregor, Ewen Bremner, Johnny Lee Miller, Kevin McKidd, Robert Carlyle, Kelly Macdonald

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

@sergio_jaa

Anuncios

One thought on “ELIGE LA VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s