MUERTOS MUY VIVOS

night_of_the_living_dead_xlg

Una hermana y un hermano acuden a un cementerio a dejar flores sobre la tumba de su padre. Un hombre, caminando bastante torcido, con la mirada fija y distraída a la vez, se acerca lentamente pero en silencio a la chica. La ataca, pero su hermano, defendiéndola, termina siendo presa. Ella corre a una casa próxima para ocultarse.

1968 es un año particular en la historia mundial, y sin duda lo es también en la historia del cine. De algún modo es la entrada en escena del cine de terror independiente, y la película icónica de este suceso es, sin duda, Night of the Living Dead, o La Noche de los Muertos Vivientes; película de ese icónico 68 de George A. Romero; y uno de los mejores ejemplos de cómo una idea original, y excelente dirección y actuaciones hacen a una película independiente sobresalir por los demás trabajos de principiantes.

No es sólo por el hecho de que la cinta es tal vez la mejor película de zombies jamás hecha (o por lo menos, la que desató la euforia que seguimos viviendo por los seres putrefactos reanimados o infectados sin control), sino que además es un abanico de interpretaciones y una gran historia acerca de las relaciones que debemos asumir por la fuerza o por miedo cuando nos enfrentamos a lo desconocido o lo inverosímil.

¿Por qué están saliendo de las tumbas personas que ya habían muerto? ¿Por qué está sucediendo en otras partes del país? ¿Por qué nos están atacando? ¿Por qué lo hacen siempre en grupo? ¿Nos intentan decir algo?

Pocas cosas quedan claras en la película, pero es justo esa característica la que nos permite un abanico de interpretaciones. Pensemos de entrada que nuestro personaje principal es un negro. Ubiquémonos en 1968 en E.U.A., y un negro protagonizando una película, siendo además el héroe de la misma, no sólo era poco usual, sino hasta bizarro, una transgresión.

La reclusión es en una casa de una granja. Apartada de la ciudad, una familia en la intimidad intenta sobrevivir. Su único contacto con el mundo exterior es la radio, que transmite pocas noticias de lo que al parecer está sucediendo en las calles. No se requiere mucho tiempo para las conclusiones.

Cuando a George A. Romero, después de salir la película y convertirse en el amo, creador y máximo gurú del mundo zombie, siempre dijo que estos hechos debían de verse como una casualidad, y no como una compleja interpretación del filme. Pero las obras de arte siempre superan a su realizador.

También ha recibido duras críticas. Algunas interpretaciones apuntan a señalar a la película de machista, ya que la co-protagonista, joven y apuesta rubia, es un inanimado ser sufrido y necesitado de ayuda casi toda la cinta. También se le ha calificado –como a varias otras consideradas obras maestras, como La Masacre de Texas-, de ser una infundamentada animadversión al campo, pues es allí donde van los caracteres a terminar sufriendo.

Pero esa es la idea. La Noche de los Muertos Vivientes está en realidad, muy viva aún. Es una película con casi 50 años de antigüedad, y bien podría ser un excelente estreno de fin de semana el día de hoy.

NIGHT OF THE LIVING DEAD (La Noche de los Muertos Vivientes)

E.U.A., 1968

Director: George A. Romero

Productores: Karl Hardman, Russell Streiner

Guionistas: John A. Russo, George A. Romero

Fotografía: George A. Romero

Música: William Loose, Fred Steiner

Intérpretes: Duane Jones, Judith O’Dea, Karl Hardman, Marylin Eastman

 

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

@sergio_jaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s