AVES DE MAL AUGURIO

birdsLa mujer, mayor de 60 años, camina por los pasillos desolados de la casa. La puerta del patio está abierta, pero no parece haber nadie adentro. Las tazas de la cocina están destrozadas, a excepción de las asas que siguen colgando. La anciana entra al dormitorio principal. La ventana rota y las plumas en la cama llaman su atención, pero el cadáver tirando a un lado, ensangrentado, y con las cuencas de los ojos vacías hacen que salga corriendo, golpeándose contra las paredes, intentando gritar, pero no sale ningún ruido.

La anterior es una descripción de una de las más impactantes escenas de The Birds, o Los Pájaros, una de las dos cintas de terror del “maestro de suspenso”, Alfred Hitchcock, filmada en 1963, tres años después de la primera, Psicosis.

Siendo una de las más originales películas de terror de los 60’s, sigue cautivando por múltiples motivos: su rareza en la prolífica filmografía de su director, su perfeccionismo técnico con el que se resolvieron escenas de ataques múltiples de aves, la excelente dirección de actrices, pero sobre todo, por las múltiples interpretaciones que a la película se le atañen.

¿Por qué están actuando así los pájaros? ¿Qué les ha sucedido? ¿Por qué empezaron a atacar desde que Melanie llegó a Bodega Bay? Hitchcock no desperdicia en esta película, como no lo hizo en muchísimas otras, una oportunidad para una batalla de sexos: la lucha entre mujeres por la atención de nuestro único hombre en un papel estelar, de quien Melanie se siente atraída. Así, nuestra protagonista, una joven rica, es “invitada” a pasar un fin de semana en el tranquilo poblado costero Bodega Bay con el apuesto y joven hombre Mitch, la hermanita y la madre de éste.

¿Tiene alguna relación Melanie con los pájaros? Como Boris Izaguirre, en su obra “El armario secreto de Hitchcock”, resume en una interpretación que se arrojó desde su estreno, medio siglo atrás, los pájaros son las aves de mal augurio, de un cambio.

Los 60’s eran una época de cambios: la minifalda, la carrera espacial, el rock & roll, piedras y piedras caían sobre los frágiles cristales de la hipocresía norteamericana (misma que hasta hoy se niega a rendirse). Los pájaros son un ataque fuerte y natural, una inflexión invisible pero bastante presente en todas las aristas de la sociedad. Poco a poco, con mayor intensidad, estos bruscos cambios no perdonan ni se detienen a responder preguntas o escuchar súplicas.

Hitchcock tampoco perdona ni responde preguntas al final. Saliendo de la casa, cientos de pájaros, de todos los tamaños y colores, amenazadora y a la vez tiernamente están en la fachada de la casa. Silenciosos, presas del pánico, las 3 mujeres y el hombre se meten en el vehículo, y se escapan. Los pájaros sólo observan, ya no atacan, ya no vuelan, ya no picotean… pero no parecen estar por irse.

THE BIRDS (Los Pájaros)

E.U.A., 1963

Director: Alfred Hitchcock

Productor: Alfred Hitchcock

Guionista: Evan Hunter, basado en un relato de Daphne Du Maurier

Fotografía: Robert Burks

Música: Remi Gassmann, Oskar Sala

Intérpretes: Tippi Hedren, Rod Taylor, Jessica Tandy, Suzanne Pleshette, Veronica Cartwright.

sergio.aguilar@revistamiopia.mx

@sergio_jaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s