Lesbianas asesinas y drogadictas… no tan divertido como suena

Reg & Kim, NY3
Lo que se ve no se juzga hasta que se vuelve un asesinato

Ya paso bastante desde la ultima entrega (¿Sera que alguien lea la columna o le importe?) y mucho trabajo se ha interpuesto entre el escribir y mi persona. Pero no todo es trabajar también suelo ver  Discovery ID para enajenar mi mente, liberar mi frustración homicida que me producel a navidad y para inspirar el siguiente texto.

Quiero aclarar: este texto no es propiamente de un asesino en serie sino de un asesinato escandaloso y morboso que sirvió de inspiración para un libro (Wasted de Suzy Spencer)  y a muchos programas de crímenes. Y como no iba a serlo, tiene todos los elementos para ser escabrosamente delicioso: involucra sexo, drogas, lesbianas y mucho dinero.

La vida y obra de Regina pintaba un trágico final desde el inicio, Incluso ahora con tan solo leerla se puede deducir que no acabara bien.

Regina Hartwell creció en Pasadena, Tx con su madre Toni, quien constantemente la sometía a abusos físicos y mentales los cuales no mermaban el amor que Regina sentía hacia su madre. Al ser producto de un matrimonio destrozado,  la niña era muy apegada a Toni  por lo que el día que falleció como consecuencia de un accidente laboral (un avión la aplasto hasta morir) Regina quedo devastada.

Regina vivió un tiempo con su abuela mientras su padre Mark, se vio envuelto en una demanda millonaria en contra de la compañía que empleaba a Toni por negligencia laboral y daños. Cuatro años después de la muerte de Toni, Mark ganó la demanda por 2 millones de dólares y cedió a su hija la suma de 400,000 en un fideicomiso al que los tendría acceso en su totalidad hasta cumplir 25 años, mientras eso pasaba Regina se convirtió en una mujer hecha y derecha con mucho dinero (hacia el tiempo de su muerte Regina contaba con un total de 3 millones acumulados), la voluntad de estar siempre a la moda y un mal habito de tener (comprar) siempre lo que deseaba.

Después del trauma producido por la muerte de su madre Regina se refugiaría en el amor y compañía de otras mujeres, en su último año de preparatoria tendría su primera experiencia sexual siendo seducida por una mujer mayor. Declarándose abiertamente lesbiana y recién graduada Regina se muda a la ciudad de Austin; en Austin, es una estrella en la escena lésbica-gay: una de las poderosas y temidas. Sus fiestas hedonísticas se volvieron famosas por no escatimar en sexo, drogas y licor. La generosidad de Regina era legendaria; eran comunes los viajes a Europa y los paseos en limosina en New York para sus (muchas) novias y sus amigos. Pasaba la mayor parte del tiempo festejando, bebiendo y drogándose sumergida en la única felicidad que conocía.

La dulce vida, al fin de cuentas siempre hay momentos bellos. (Kim y Regina en el Hotel plaza bebiendo champagne don perignon)

Todo iba bien hasta que un día, durante una rutinaria salida con sus amigos sus ojos y su corazón de pollo se posaron en una mujer y como suele ser el caso de muchos su futura perdición.

Kim LeBlanc tenia dieciocho cuando conoció a Regina y aunque al principio proclamo su “heterosexualidad” se dio la oportunidad de ser flexible ante la ola de regalos con que Regina la inundo (miles de dólares en ropa, acceso a su cuenta de banco, un apartamento amueblado, etc). Dice la leyenda urbana que parte de los obsequios era un suministro amplio de drogas, y era solo mediante su uso que Kim podía ponerse cariñosa con su benefactora.

Cuando Regina cumplió 25 y tuvo acceso a su fideicomiso y el uso de drogas de la pareja aumento lo cual trajo mas peleas y roses entre ambas mujeres; acusándose una a la otra de recibir y nunca dar, al mismo tiempo que sus cuerpos se demacraban y asemejaban a muertos vivientes. Los amigos de ambas trataron de intervenir incitando a que se dejaran por la paz (típico caso donde todos sienten al demonio menos tu) o al menos para que se internaran en rehabilitación, pero las suplicas fueron rechazadas y poco a poco la lujosa vida de Regina se volvió un agujero de sucios y die hard junkies.

Image

Fotos de antes y después. Arriba podemos ver a Regina y a Kim antes de las drogas (de lado izq. Regina del der. Kim ambas en tiempos de preparatoria) abajo de sus respectivas fotos Regina poco tiempo después de mudarse a Austin y Kim al momento de ser recogida por la policía tras el asesinato de Regina.

Hasta cierto punto la rutina les había dado un punto de ancla a ambas, hasta que después de una muy intensa pelea Kim decidido entrar a rehabilitación, dejar el departamento de Regina e incluso conseguir un trabajo en un gimnasio. Kim incluso tenía la resolución de retomar su empolvada heterosexualidad y lo hizo con el primer hombre que se le puso enfrente en su nuevo trabajo: Justin Thomas.

En el cerebro de alguien con un serio problema de adicción la mejor forma de retomar las riendas de tu vida es fornicar o que te fornique el primer hombre que se te pone en frente (suena lógico ¿No?);  Justin era el peor espécimen con el cual emprender esta titánica tarea. Pese a sus muy nada despreciable 1.94 m de estatura y rasgos coquetos; era un vendedor de drogas de baja monta, presunto sicario y un entusiasta de su mercancía.

Aunque usted no crea en el amor a primera vista, usted debe creer que existen entes destinados a colisionar entre si, de forma inherente, esta atracción afecta por dentro (Justin era homofóbico y aun así se mudo casi de inmediato con Kim) y alrededor (era tan grande el afán de Regina de estar cerca de Kim, que esta le daba dinero a Justin para las drogas y para lo que se ofreciera) y muchas veces como en este caso las consecuencias son devastadoras.

Los tres se volvieron adictos a los cristales, sus ánimos eran cada vez mas tensos al igual que sus celos enfermizos; en algún punto Regina y  Justin comenzaron a competir abiertamente por la atención de Kim al grado de volverse enemigos jurados.

En un intento desesperado de ganarse de nuevo a Kim, Regina la llevo a unas vacaciones a Cancún, sin embargo el plan salió terriblemente mal y Kim regreso antes de lo planeado. Cuando Regina quiso hablar con Kim sobre lo ocurrido le pidió a Kim presentarse a su departamento sin Justin, Kim se presento pero al fin de cuentas terminaron envueltas en una enorme pelea al grado de arrojarse lo que tuvieran a la mano.

Kim solo alcanzó a llegar al departamento para quejarse del comportamiento de Regina con su novio. Justin se puso intenso al respecto y tomó la resolución de drogarse hasta donde las primeras horas del 29 de Junio de 1995 se lo permitieron, fue entonces que irrumpió en el apartamento de Regina para matarla.

Media dormida Regina no pudo hacer gran cosa para defenderse de las múltiples puñaladas que finalmente le produjeron la muerte. Justin envolvió su cuerpo en una alfombra y lo llevo hasta el Jeep de la que fuera su rival; Kim (completamente drogada) lo siguió hasta un área desierta y observo como Justin llenaba de gasolina los compartimientos del auto y rociaba el cuerpo de su antigua amante hasta que finalmente hizo que todo ardiera. Fueron mínimos los restos del auto y del cuerpo.

State's Exhibit 38 -- Crime Scene Diagram

Diagrama de la escena del crimen

 Los siguientes días la pareja se la paso retirando dinero de la cuenta de Regina, mientras los investigadores asignados a la desaparición de Regina encontraban la sangre de Justin en toda la escena del crimen (los esfuerzos de Regina por sobrevivir fueron los que lograron atrapar a su asesino), al ser llamados a declarar, Kim se desmorono y confeso todo lo sucedido, culpando en su totalidad a Justin del homicidio, alegando que ella estaba en trance por drogas al momento de que los hechos ocurrieron.

The license plate to Regina's burned Jeep.

Placa del coche de Regina, uno de los pocos restos.

 Kim decidido declarar en contra de Justin en el juicio por la muerte de Regina ganando indulgencia y menos años de prisión. Actualmente y según investigue Kim ahora (hoy por hoy) esta en libertad mientras Justin cumple una condena en la cárcel.

Justin, fotografía policial.

Hay algo muy triste acerca de esta historia pero no es ni la muerte ni el abuso de drogas, siento que es que al final la justicia poética no existe y la responsable de todo, la mujer que manipulo para tener lo que quería fue la única con un final mediocremente feliz.

Anuncios

3 thoughts on “Lesbianas asesinas y drogadictas… no tan divertido como suena

  1. descubri tarde este blog.. realmente esta bueno y tiene mucha informacion… estudio criminalistica y adoro este tipo de casos.. te felicito x el esfuerzo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s